WeCreativez WhatsApp Support
Estoy aquí para responder a todas tus dudas. ¡Pregúntame!
¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?

Hoy podrán conocer ¿Cómo afectan los descensos de montaña al organismo? Y es que si subiendo una se realiza un gran esfuerzo. Bajando es no menos la tensión ejercida por los músculos de las piernas para poder mantener el equilibrio. Al igual que sostener el peso de todo el cuerpo en ese momento.

Por otra parte, no podemos dejar de lado los efectos que ocasionan las grandes alturas en la circulación. Mientras más altura se experimente, mayor será la dificultad para respirar. Descender una montaña es mucho más peligroso que el ascenso. Según el U.I.A.A., el 80 por ciento de los accidentes se llevan a cabo durante las etapas de descenso.

Es por esto que se ha alertado a las escuelas de alpinismo a nivel mundial sobre este particular. Y así poder asegurarse de que sean tomadas todas las precauciones rigurosamente. Esto con la idea de minimizar la posibilidad de un accidente de descenso en montañismo.

El peso del montañista, con respecto al centro de gravedad, forma una peligrosa línea de verticalidad. La cual expone al deportista al riesgo de perder la vertical y caer. Afortunadamente, para esto se deben haber tomado las precauciones del caso con los diferentes adminículos que este deporte requiere. Por eso los arneses y las cuerdas deben siempre estar presentes en este deporte de rappel y en perfecto estado.

Sin embargo, los más experimentados en este deporte, se aventuran a otras modalidades, como es el hecho de descender una montaña dejando de lado el uso de una cuerda. Para esto es necesario tener mucha experiencia y mantener un temple perfecto en el control de los nervios, así como la vigilancia y asistencia de otros especialistas en este deporte, deben estar siempre alertas para caso de auxilio. Ya que el no saber ¿Cómo afectan los descensos de montaña al organismo? te puede traer problemas más adelante. En casos de lesiones o molestias derivadas de estas actividades, nuestra clínica de fisioterapia situada en el barrio de Salamanca está especializada en tratamientos para deportistas, ofreciendo un enfoque integral para la recuperación y el cuidado del cuerpo.

Tipos de descensos de montaña que se practican en el montañismo

Existen varias modalidades para la práctica de este deporte de escalar y descender montañas. Por ello vamos a ver por ahora las distintas maneras de descender y sus denominaciones. Porque saber ¿Cómo afectan los descensos de montaña al organismo? Te ayudarán a corregir las posturas para evitar lesiones.

descensos de montaña sin el uso de una cuerda

Esta es una técnica, donde las únicas herramientas presentes son las manos, los pies y las piernas, solo en casos de que la montaña está nevada se utiliza la ayuda del piolet y los crampones. Por ello, antes de subir una cumbre o montaña se recomienda hacer masajes deportivos en los diferentes músculos del cuerpo. Así garantizarán que los mismos tengan la fuerza suficiente para realizar dicho deporte, evitando posibles agarrotamientos.

Descenso de montaña de cara al valle

Se recomienda en los casos en que los tramos no son muy inclinados y donde haya ciertos puntos de apoyo para poder realizar esta peligrosa acción. Se debe mantener el cuerpo un poco despegado de la pared y contar al menos con tres puntos de apoyo. No se debe bajar sentado, puesto que si el punto de gravedad del deportista se pierde, puede perder el equilibrio y ocasionar una caída inminentemente.

Descenso de montaña de cara a la pendiente

Esta es la posición preferida para aquellas personas que padecen de vértigo a las alturas. También cuando cada tramo se separa de otro de manera vertical. Se debe mantener una perpendicularidad con respecto al cuerpo, el cual debe estar muy erguido y mantenerse en línea con respecto a las piernas separadas.

En este tipo de descenso, los brazos cumplen una función especial. La cual es mantener el cuerpo separado de la montaña para evitar perder la perspectiva hacia abajo y por los dos flancos. Es decir, tanto el izquierdo como el derecho.

Además al descender se debe mantener el cuerpo con cierta separación con respecto a la roca para no perder la visibilidad del campo. Si no se toman estas precauciones, se pueden sufrir raspaduras en los codos y el en las rodillas.

Descenso con la montaña nevada

Si la montaña está nevada, las cosas se complican y se deben redoblar las precauciones. En caso de que el ángulo de acción sea más pronunciado, el uso de crampones y de piolet, es necesario. Si las pendientes son muy fuertes se debe descender utilizando los pies con una posición semejante a la de patos. Es decir, con las rodillas inclinadas y las piernas separadas.

Debe mantenerse el piolet de forma perpendicular con respecto a la pendiente. Con las pendientes pronunciadas, se debe descender casi a cuclillas, y el piolet se debe mantener en posición de apoyo.

El piolet se debe sostener por la mitad y a un lado del cuerpo a la misma altura donde se mantiene el pico y el escalador. Aquí se van utilizando el piolet y los crampones alternativamente a medida que se va produciendo el descenso.

Descenso de montaña con pendientes verticales

Si las formaciones de hielo son demasiados verticales, para realizar el descenso de espaldas a la roca, se debe realizar de manera diagonal. El paso de pato, se debe combinar o cambiar a modo de pie paralelo con respecto a la pendiente. Y aquí el piolet debe utilizarse en posición de ancla preferiblemente.

Se debe buscar la posición ideal de descanso en el momento en que las diez uñas de los crampones, se clavan en el hielo. Para evitar que los tobillos se flexionen demasiado es menester combinar la posición de pies paralelos con la punta de pies hacia abajo. De ésta manera se comparte el peso del montañista entre las rodillas y los tobillos evitando posibles torceduras o esguinces. Es por tal motivo que si sabes ¿Cómo afectan los descensos de montaña al organismo? Los evitarás a toda costa.

Deslizamiento de pies

Cuando el descenso es seguro, o sea que el peligro no es tan inminente, generalmente los descensos se realizan de cara al valle. Para este tipo de descensos, es preferible realizarlos en horas de la tarde. Casi al anochecer cuando la nieve es bastante sólida, pero más blanda en la superficie para la penetración del piolet.

Sus técnicas se clasifican en tres modalidades que son: deslizamiento de pies, deslizamiento de cunclillas y deslizamiento sentado. El cual se efectúa precisamente cuando la nieve está demasiado floja y no permite utilizar las otras dos modalidades.

Deslizamiento de paso hundido

Esta modalidad es la más segura de todas. Pero también se caracteriza por ser el modo más lento de descender una montaña. Este método se caracteriza por estar de cara a la montaña en todo momento. Para realizarlo efectivamente se clavan los tacones de las botas en el hielo. Esto con la finalidad de tratar de mantener todo el peso sobre los talones del montañista.

Descenso a Rappel

Es un tipo de descenso que se viene practicando desde el año 1876 aproximadamente. Y en realidad es una especie de descenso bordeando una pared cuando es imposible caminar. Aquí se utiliza este método utilizando un sistema de anclaje muy resistente. Ya que se coloca la cuerda doblada por mitad para poder recuperarla con cierta facilidad al halarla por una de sus puntas.

Diferentes tipos de rapel
Diferentes tipos de rapel

Diferentes tipos de rapel

Existen varios tipos de rapel los cuales se van empleando según la inclinación de la montaña. Por ello vamos a conocer sus denominaciones ahora mismo.

De brazo: Se desciende con la cuerda sobre el hombro cuando la pendiente no es muy vertical.

Rappel Dulfer: Se considera el más sencillo y fácil de todos y se desciende con la cuerda entre las piernas.

El Rappel Comichi: Es parecido al Dulfer, también conocido como español pero con la diferencia de que la cuerda no pasa por las piernas, sino por la espalda.

Rappel de frenaje: Para este estilo, es necesario un equipo adicional, es necesario que se utilice el arnés.

El Rappel con mosquetones: Su nombre se debe a que es necesario el uso de un mosquetón, dándole unas tres vueltas a la cuerda.

Rappel con ocho: Es el más seguro de todos, y se utiliza con todo tipo de descensos.

El Rappel U.I.A.A.: Es el tipo de rappel que está sujeto por completo a las instrucciones de la asociación de alpinismo.

Rappel con rack: Se utiliza el rack.