Lo ideal es que si usted conoce los beneficios de las leches prebióticas para los huesos. Estamos ante un individuo que sabe lo importante que significa tomar leche para fortalecerlos y así luchar contra la osteoporosis.

Todas las personas mayores y sobre todo las mujeres después que entran en el período de la menopausia. Conocen del tema, sabiendo que la fragilidad en los huesos los hace propensos a sufrir fracturas y fisuras con facilidad. Y esto sin duda alguna hará que tengan que visitar a un fisioterapeuta profesional que los trate.

Esa es la razón por la cual, la OMS al igual que otros importantes gremios médicos alrededor del mundo, sugieren que se consuma leche y sus derivados. Ya que son una de las fuentes más importantes de Calcio.

Para conseguir que los huesos se mantengan fuertes, densos y saludables. Entonces es necesario ingerir o consumir muchos alimentos ricos en vitamina D. Ya que esta colabora en la absorción y fijación del Calcio en los huesos.

La vitamina D es esencial para el proceso de absorción y fijación del Calcio en los huesos. Por lo tanto además de obtenerla a través de los alimentos que la contienen, la piel la produce al exponerse a la luz del Sol.

Por ello se debe el cuerpo a los rayos solares durante 15 minutos al día. Para que de esta manera, la piel pueda recibir la vitamina D. La cual al combinarse con el Calcio, ayude para que este se fije a los huesos y los fortalezca.

En las guías de alimentación que la OMS, reparte esporádicamente por el mundo. Se recomienda consumir dos porciones de lácteos al día. Ya que esto equivale a dos vasos de leches prebióticas para los huesos, lo que es muy beneficioso y saludable.

¿Qué es la leche prebiótica?

Debemos comenzar opinando que no se debe confundir leche prebiótica con leche probiotica. Porque son dos formulaciones totalmente diferentes, y cada una de ellas cumple una función específica en nuestro organismo.

Como el caso que vamos a discernir es acerca de las leches prebióticas para los huesos. Entonces lo lógico es que indiquemos de qué se trata para que puedas entender cuál es su importancia. Y por qué debes consumirla en tu vida

Las leches prebióticas para los huesos es un alimento que se debe tomar durante los primeros años de vida. Ya que los prebióticos son alimentos funcionales, que se definen como ingredientes no digeribles de la comida.

Por tal motivo, son utilizados por la microbiota que tenemos en los intestinos. Ayudando así a estimular el crecimiento de varias cepas de bacterias, que los seres humanos tenemos en el tracto intestinal.

Actuando en esta forma controlada, modifican su composición junto con su actividad. Logrando de esta forma que la salud y el bienestar del paciente mejore sustancialmente. Esto, al conseguir digestiones más efectivas y saludables.

El concepto de prebiótico, data desde principios de los años ochenta, fecha en que se identificaron por primera vez fibras de la dieta. Las cuales estaban compuestas por hidratos de carbono no digeribles para el ser humano.

Entre estos hidratos de carbono no digeribles se encuentran el almidón y una serie de polisacáridos no almidonados como celulosas. También están las pectinas, las gomas y los mucilagos.

También se encuentran los oligosacaridos tales como los fructooligosacaridos, que pertenecen al grupo de la inulina. Esta es un prebiótico que proviene de la fructosa no digerible y con bajo aporte calórico.

Beneficios comprobables de las leches prebióticas para los huesos

Los probióticos son fibra soluble fermentable, que tienen la capacidad de resistir el proceso digestivo en el intestino delgado. Para alcanzar el intestino grueso donde son utilizados por microorganismos específicos.

Estos microorganismos pertenecen fundamentalmente al grupo de los lactobacilos y bifidobacterias. Que estimulan cambios favorables y representativos de la flora intestinal.

Las leches prebióticas para los huesos por estas características y condiciones específicas. Están en capacidad de regularizar el tránsito intestinal de los desechos, facilitando las evacuaciones.

Los prebióticos también favorecen el tránsito de los elementos minerales por los intestinos. Y esto se ve frecuentemente cuando el paciente es sometido a un laxante estomacal. Que tenga base a productos secundarios derivados del cobre.

Aunque de todas maneras los prebióticos presentan un leve efecto laxante. Estos mejoran indiscutiblemente la palatabilidad de lo que se consume. Por ello es importante tomar leches prebióticas para los huesos en aras de beneficiar al organismo.

De lo contrario acudir a consultas de Osteopatía te ayudará a mejorar tu sistema musculo esquelético y además te recomendará el consumo constante de prebióticos.

¿Cómo incorporar prebióticos a tu dieta diaria?

Una de las maneras más estilizadas y saludables de incorporar prebióticos a tu dieta diaria. Es consumiendo los siguientes alimentos que son de venta libre en la mayoría de abastos y supermercados a lo largo y ancho del país.

Quizás te encuentres con productos cuyos sabores y olores no van acordes con tus sentidos del gusto y del olfato. Pero eso se soluciona fácilmente consumiendo lo mismo en forma de capsulas o líquidos como es el caso de las leches prebióticas para los huesos.

Los probioticos los consumes sin darte cuenta cuando te alimentas con quínoa, plátano, boniato e importantes cantidades de legumbres. Que las puedes consumir crudas o sancochadas al vapor para conservarlas bien.

Ahora bien, la fibra la encuentras en los cereales integrales como el arroz, el pan y la pasta integrales. Facilitan el tránsito intestinal y ayudan a evacuar a las personas que padecen de estreñimiento o constipación.

¿Cómo contribuyen los alimentos prebióticos a mejorar la calidad de vida?

Indefectiblemente se ha comprobado desde hace ya mucho tiempo, que los alimentos prebióticos, como las leches prebióticas para los huesos y tantos otros. Han mejorado sustancialmente lo calidad de vida de muchos ciudadanos.

Luego de efectuar comprobaciones con individuos que padecían de grandes constipaciones. Se les diagnostico ingerir alimentos con prebióticos a unos y a otros con placebos. Y así se obtuvieron resultados sorprendentes de efectividad.

La efectividad comprobada de la frecuencia con la que evacuaban los que consumieron leches prebióticas para los huesos, contra los que consumieron alimentos normales fue una proporción aproximada de 3 a 1 por deposición.

Se debe consumir eventualmente alimentos que sean prebióticos, para mejorar la cantidad de flora intestinal. Que ayuden a digerir bien los alimentos para que los nutrientes sean absorbidos por el intestino delgado.

La no evacuación frecuente de los desechos del cuerpo puede provocar una constipación severa. Que en algunos casos ameritan la intervención quirúrgica para desocupar al cuerpo de esos venenos que le hacen daño.

Alimentos que se deben consumir porque tienen muchos prebióticos

A continuación indicaremos una lista de alimentos, que por sus altos contenidos de prebióticos en su constitución; no deben faltar en las mesas de los ciudadanos que desean vivir mejor. Y por ello te recordamos nuevamente consumir leches prebióticas para los huesos.

Alimentos que se deben consumir porque tienen muchos prebióticos

Alimentos que se deben consumir porque tienen muchos prebióticos

Las alcachofas, la achicoria y las bananas, contienen cantidades de inulina. La cual es un prebiótico natural que induce a la buena digestión, favoreciendo las evacuaciones. Y mejorando también la calidad de vida de muchas personas.

Las patatas y el boniato, poseen estaquiosa y refinosa que son tetrasacaridos muy importantes, en la formación química de prebióticos que ayudarán a desarrollar y a aumentar la cantidad de flora bacteriana.

Gracias a las bondades de la naturaleza, muchos alimentos contienen importantes cantidades de inulina. Que como ya hemos mencionado en párrafos anteriores, es un potente componente de las leches prebióticas para los huesos.

En nosotros está la disposición de consumirlos para mejorar el tránsito intestinal y la debida absorción de los nutrientes que los componen. Por esa razón indicaremos un listado con el nombre de algunos de ellos:

El ajo, el puerro y las cebollas contienen derivados suficientes de inulina y otros fructoologosacaridos. Por lo tanto se recomienda su incorporación a los alimentos que preparemos para las diferentes comidas del día.

Es muy conveniente e interesante agregar a la lista de alimentos con prebióticos como la inulina, los siguientes cereales. Como son la avena, el trigo y la cebada; que aparte de que son sabrosos; son muy alimenticios.